Obras de arte famosas relacionadas con los deportes

Aunque parezca que no tienen ningún tipo de relación, el arte y el deporte pueden representar fácilmente la esencia de la cultura refiriéndose específicamente al vínculo e interacción que existe entre ellos y cómo se plasma en obras de arte.

Si evocamos la historia, tanto el arte como el deporte son formas de expresión que han estado presentes en distintas etapas de la humanidad y a su vez han evolucionado con ella. A través de cada uno de ellos es posible que los seres humanos expresan emociones, condición física e ideas.

Las obras de arte

Haciendo un pequeño recorrido por la evolución del arte y el deporte como elementos que se relacionan, es importante remontarse a Grecia, donde realmente nace el concepto de deporte como lo conocemos hoy en día, es decir, la realización de una actividad física con reglas.

Tanto es valorado el deporte en Grecia, que se considera un deber ciudadano, algo vital y esencial para la formación del ser humano, incluso forma parte de sus valores.

Ahora bien, el vínculo con el arte está en que durante esta época predominaba la elaboración de obras de cerámica, y en ellas se plasman imágenes de competiciones deportivas y atletas, representando a los hombres desnudos pero a las mujeres cubiertas.

El Stag at Sharkey’s es una de las mejores obras de arte famosas que se relaciona con el deporte. Una pintura al óleo de George Wesley Bellows del año 1909 en la que representa a un par de boxeadores luchando en un ring del club deportivo privado ubicado frente a su estudio.

En 1913, Umberto Boccioni, el artista más capacitado del futurismo, pinta el “Dinamismo de un Ciclista” una obra perteneciente a la Colección Mattioli y conservada en un depósito ubicado cerca de la Peggy Guggenheim Collection en el Palacio Venier de los Leones – Venecia.

Más obras de arte

El The Reverend Robert Walker Skating on Duddingston Loch conocida también como The Skating Minister, data de 1795 y es una pintura al óleo de Henry Raeburn, ubicada en la Galería Nacional de Escocia, siendo una de las más conocidas, al punto de considerarse un ícono de la nación, y representa a un hombre patinando sobre hielo.

En 1978, Andy Warhol conocido como el maestro del pop art, pintó a Edson Arantes do Nascimento mejor conocido como el gran y emblemático Pelé, presentando la obra como parte de una exhibición en Londres.

Kazimir Malevich fue el principal representante del Suprematismo y conocido como uno de los grandes artistas de la historia mundial, que supo estar a la vanguardia de su época. Este gran artista pintó un futbolista como parte de las obras abstractas que presentó en la exhibición “Cero – Diez”, las cuales consideraba que constituirán un nuevo sistema de arte.

Como estos ejemplos de obras de arte inspiradas en los deportes, existen un sinfín más que datan de hace muchos años, mucho antes de Grecia en la época del nacimiento del deporte moderno, como mencionamos.

Y es que el arte y el deporte siempre han estado presentes en la evolución de la humanidad y se han ido vinculando de forma muy natural, siendo uno el canal par la expresión del otro, a través de cerámicas, esculturas, pinturas.

El arte quizás sea un deporte, pero el deporte es un arte. Pierre de Coubertin.